Chanty

8 Tipos de modelos de comunicación y cómo se diferencian

communication model

La comunicación juega un papel fundamental en nuestra vida diaria, moldeando cómo nos comunicamos, comprendemos e interactuamos con los demás.

En este artículo, hablaremos sobre ocho modelos diversos de comunicación, cada uno ofreciendo una valiosa perspectiva sobre los intrincados procesos que rigen la comunicación y la colaboración dentro del lugar de trabajo.

Desde teorías clásicas a marcos de trabajo modernos, nos adentraremos en los principios fundamentales que sustentan una comunicación exitosa.

Descubre las dinámicas de las señales verbales y no verbales, aprende la importancia de la escucha activa y obtén una perspectiva más amplia sobre cómo los individuos y los grupos intercambian información.

Bien seas un comunicador con experiencia o alguien que busca mejorar sus habilidades comunicativas, esta guía integral te ofrecerá un recorrido diverso y enriquecedor a través de los modelos de comunicación.

Al internalizar las sutilezas de estos modelos, podrás entender mejor cómo opera la comunicación y aplicar estrategias efectivas en distintas situaciones.

Al finalizar esta guía, poseerás una mayor apreciación por el arte y la ciencia de la comunicación profesional, permitiéndote comunicarte con claridad, influencia y autoconfianza.

¿Qué es un modelo de comunicación?

Un modelo de comunicación sirve como representación visual de un proceso comunicativo, transmitiendo ideas, pensamientos o conceptos mediante diagramas y otros medios. Estas representaciones sistemáticas ayudan a entender cómo se da lugar a la comunicación.

Estos modelos ayudan a identificar posibles barreras que impiden una comunicación efectiva, aclaran los roles que desempeñan varios elementos involucrados y enfatizan la importancia de la retroalimentación para lograr una comunicación exitosa.

Mediante la aplicación de estos modelos de comunicación, tanto los individuos como las empresas, pueden refinar sus habilidades comunicacionales y, en general, aumentarla calidad de sus interacciones.

Al usar estos modelos, pueden mejorar la habilidad para transmitir mensajes de forma efectiva y fomentar intercambios más productivos y significativos.

8 tipos de modelos de comunicación

Todos los tipos de comunicación, especialmente la comunicación oral, son de suma importancia para la forma en que interactuamos con los demás. Y hay distintas formas de entender cómo funciona.

En esta sección, exploraremos ocho tipos de modelos de comunicación. Estos modelos nos ayudan a visualizar cómo ocurre la comunicación y qué factores entran en juego.

Desde modelos más simples a modelos más complejos, aprenderemos cómo funciona la comunicación en distintas situaciones.

Modelo de comunicación de Aristóteles

El modelo de comunicación de Aristóteles es un enfoque persuasivo de la comunicación, atribuido al antiguo filósofo griego, Aristóteles. En este modelos, el enfoque yace en la habilidad del hablante para influenciar a la audiencia y obtener una respuesta específica a su mensaje.

Para comprender este modelo de comunicación en un contexto profesional, supongamos que un ejecutivo de marketing está dando una presentación sobre un nuevo producto a clientes potenciales. El objetivo de este ejecutivo es convencer a los clientes de comprar el producto y que se vuelvan clientes fieles.

En este ejemplo, el ejecutivo de marketing toma el papel del “remitente” en el proceso de comunicación. Activamente conducen la comunicación y diseñan el contenido de la presentación, compartiendo información acerca de las funcionalidades y beneficios del producto.

Los clientes potenciales representan a los “receptores” en el proceso de comunicación. Son participantes pasivos que son el objetivo del mensaje. El resultado deseado por el ejecutivo de marketing es obtener una respuesta positiva de parte de ellos; en otros palabras, que efectúen una compra.

Para lograr que una presentación tenga un alto impacto, el ejecutivo de marketing debe escoger con cuidado las palabras que usa, comprender las necesidades de los clientes y ajustar el contenido para que responda a inquietudes específicas. Mantener el contacto visual, usar un tono persuasivo y transmitir la información con confianza son de suma importancia para dejar una impresión favorable en los clientes. 

Al emplear técnicas persuasivas y apelar a los intereses de los clientes, el ejecutivo de marketing busca influenciarlos, obtener una respuesta favorable y que tomen la decisión de hacer la compra.

El modelo aristotélico subraya el papel del hablante en persuadir a la audiencia para que responda según lo previsto. Este modelo de comunicación puede aplicarse en distintos escenarios profesionales, tales como ventas, marketing, negociaciones y oratoria; donde una comunicación efectiva es fundamental para lograr objetivos específicos.

Modelo de comunicación de Berlo

El modelo aristotélico de comunicación sitúa al hablante como el núcleo, enfatizando su papel como el conductor principal de la comunicación. 

En contraste, el modelo de Berlo toma en consideración la dimensión emocional del mensaje. Operando bajo el modelo SMCR, el enfoque de Berlo toma en cuenta la fuente (source), el mensaje (message), el canal (channel) y al receptor (receiver) para entender las dinámicas de la comunicación de forma más exhaustiva.

El modelo de comunicación de Berlo enfatiza los elementos que influencian una comunicación efectiva e identifica los distintos componentes que intervienen en el proceso.

En un contexto profesional, pongamos como ejemplo donde un gerente de proyecto se comunica con los miembros de su equipo para discutir los objetivos y el alcance de un nuevo proyecto.

  1. Fuente: El gerente de proyecto cumple el papel de la fuente o el emisor del mensaje. Buscando transmitir información específica a su equipo.
  2. Codificación: El gerente de proyecto codifica la información, convirtiendo sus pensamientos e ideas en un mensaje. Este mensaje puede adoptar la forma de comunicación verbal, documentos escritos o presentaciones visuales.
  3. Mensaje: El mensaje en sí contiene todos los detalles relevantes, los objetivos y las instrucciones relacionadas al proyecto.
  4. Canal: El gerente de proyecto elige el canal de comunicación apropiado para transmitir el mensaje, bien sean reuniones presenciales, correos electrónicos o herramientas de gestión de proyectos.
  5. Decodificación: Los miembros del equipo reciben el mensaje y lo decodifican, interpretando la información transmitida por el gerente de proyecto.
  6. Receptor: Los miembros del equipo son los receptores del mensaje. Tienen la tarea de entender los requerimientos, plazos y entregables del proyecto.
  7. Retroalimentación: Luego de recibir el mensaje, los miembros del equipo le proporcionan retroalimentación al gerente de proyecto; buscando aclarar sus dudas, expresar sus preocupaciones y confirmar que han comprendido la envergadura del proyecto.
  8. Ruido: Esto se refiere a cualquier obstáculo o interferencia que pueda impedir una comunicación efectiva, tales como distracciones durante las reuniones, barreras idiomáticas o errores técnicos durante la comunicación virtual.

El modelo de Berlo pone énfasis en la importancia de una codificación y decodificación clara para asegurar una transmisión precisa del mensaje. Resalta la importancia de la retroalimentación, permitiendo al gerente de proyecto evaluar si los miembros del equipo han captado los objetivos del proyecto y abordar cualquier posible malentendido. Al tomar en consideración el canal de comunicación y minimizar el ruido, el gerente de proyecto puede mejorar la efectividad de la comunicación y fomentar un ambiente de trabajo colaborativo.

Modelo de comunicación de Lasswell

El modelo de comunicación de Lasswell, también conocido como “modelo de acción”, fue propuesto por Harold D. Lasswell en 1948. Este modelo de comunicación proporciona un marco de trabajo comprensivo para analizar y comprender el proceso de comunicación mediante el planteamiento de cinco preguntas fundamentales:

1. ¿Quién es la fuente del  mensaje o el comunicador?

2. ¿Cuál es el contenido del mensaje que transmite?

3. ¿A través de cuál canal o medio se transmite el mensaje?

4. ¿Cuál es la audiencia objetivo o los receptores del mensaje?

5. ¿Qué efecto tiene el mensaje en la audiencia o los receptores?

En un contexto profesional, veamos cómo puede aplicarse el modelo de Lasswell:

  1. Quién: En una organización el “quién” podría ser un gerente, un líder de equipo o un portavoz que inicia la comunicación. Por ejemplo, un gerente de marketing que decide lanzar una nueva campaña publicitaria para un producto.
  2. Qué dice: El contenido del mensaje es lo que el comunicador busca transmitir a la audiencia. En nuestro ejemplo, el mensaje del gerente de marketing incluiría detalles sobre las características y los beneficios únicos del producto, así como la oferta promocional.
  3. A través de qué canal: El gerente escoge el canal de comunicación apropiado para dirigirse efectivamente a la audiencia objetivo. En este caso, puede que usen las redes sociales, comerciales de televisión o material impreso.
  4. A quiénes: La audiencia objetivo es un grupo de clientes potenciales a quiénes el gerente de marketing busca alcanzar con la campaña. Pueden ser clientes existentes o nuevos clientes potenciales interesados en el producto.
  5. Con qué efecto: El éxito de la comunicación se determina según la respuesta de la audiencia. En nuestro ejemplo, la efectividad de la campaña puede medirse por un aumento en el interés hacia el producto, en el tráfico web y, en última instancia, en las ventas.

El modelo de Lasswell es valioso por su simplicidad y usabilidad en el análisis de varios escenarios de comunicación dentro del mundo profesional. Ayuda a que las empresas puedan diseñar un mensaje focalizado y de impacto, elegir los canales de comunicación apropiados y evaluar la efectividad de sus estrategias de comunicación. Al considerar todos estos elementos, los negocios pueden mejorar la comunicación general y lograr los resultados deseados de manera más efectiva. 

Modelo de comunicación de Shannon y Weaver

El modelo de comunicación de Shannon y Weaver, desarrollado por Claude Shannon y Warren Weaver en 1949, es un enfoque matemático basado en los aspectos técnicos de la comunicación. Se compone de cinco elementos fundamentales:

  1. La fuente de información: El iniciador o remitente comienza el proceso de comunicación creando un mensaje para transmitir información. En un entorno profesional, esto podría incluir el desarrollo de una campaña publicitaria para un nuevo producto por parte del equipo de marketing de una empresa.
  2. Transmisor: El transmisor codifica el mensaje en una señal adecuada para la transmisión a través de un canal de comunicación. En nuestro ejemplo, el contenido y el aspecto visual de la campaña publicitaria son transformados a una señal digital para que sea transmitido en múltiples plataformas de medios.
  3. Canal de comunicación: Esto se refiere a la vía o al medio usado para transmitir el mensaje codificado desde el emisor al receptor. Puede ser a través de televisión, radio, redes sociales u otras plataformas publicitarias donde se pueda diseminar la campaña.
  4. Receptor: El receptor representa la audiencia prevista o el grupo objetivo que recibe el mensaje transmitido. En nuestro caso, serían los clientes potenciales expuestos a la campaña publicitaria en televisión, redes sociales u otra plataforma.
  5. Destino: El destino es donde el receptor decodifica el mensaje para interpretar su significado. En nuestro caso, la audiencia procesa la información de la campaña publicitaria, comprende las funciones y los beneficios del producto, y forma una opinión sobre la marca.

En un contexto profesional, el modelo de comunicación de Shannon y Weaver suele aplicarse en la comunicación masiva; tal como la publicidad, marketing, y la difusión. Por ejemplo, una empresa lanza un nuevo producto y usa los comerciales de televisión para alcanzar un mayor audiencia.

El equipo de marketing diseña el comercial (fuente de información) con un aspecto visual atractivo y un mensaje persuasivo, lo codifican en una señal digital (transmisor), lo emiten a través de los canales de televisión (canal de comunicación) y los clientes potenciales reciben e interpretan el mensaje (receptor y destino).

El modelo de Shannon y Weaver enfatiza la importancia de una codificación clara, canales de transmisión confiables y una decodificación efectiva para una comunicación exitosa. 

Sin embargo, es un modelo lineal que no incorpora la retroalimentación o que considera la naturaleza dinámica de la comunicación. A pesar de eso, se mantiene relevante para comprender los aspectos técnicos de la comunicación en distintos escenarios profesionales.

El modelo de comunicación de Osgood y Schramm

El modelo de comunicación de Osgood y Schramm es un enfoque dinámico e interactivo que enfatiza la retroalimentación y el contexto dentro del proceso de comunicación. En un contexto profesional, involucra a un emisor (por ejemplo, un gerente), la transmisión de un mensaje (por ejemplo, sobre un nuevo proyecto) a receptores (por ejemplo, el equipo).

El modelo de comunicación resalta la importancia de la retroalimentación, donde los receptores responden con preguntas y opiniones, la relevancia del contexto, lo que incluye el entorno y el trasfondo de los participantes.

Por ejemplo, imagina a un gerente de marketing presentando una nueva campaña publicitaria al equipo de ventas. Durante la presentación, el equipo proporciona su retroalimentación al buscar aclarar sus inquietudes. La comprensión del equipo se ve influenciada no solo por el mensaje del gerente, sino también por sus experiencias previas con proyectos similares.

El modelo de Osgood y Schramm destaca que la comunicación efectiva va más allá de enviar un mensaje; requiere una interacción activa entre todas las partes, tomar en consideración la retroalimentación y comprender el contexto.

Este proceso interactivo mejora la calidad de la comunicación, generando interacciones más exitosas y significativas en el mundo profesional.

El modelo de comunicación de Westley y MacLean

El modelo de comunicación de Westley y MacLean, también conocido como el modelo de comunicación conceptual, es un enfoque circular que resalta la naturaleza dinámica y constantemente cambiante de la comunicación.

Consiste de cinco componentes: La fuente (remitente), codificador, mensaje, decodificador y receptor. Este modelo visualiza la comunicación como un proceso continuo, con constante retroalimentación y adaptaciones.

En un entorno profesional, el modelo de Westley y MacLean pueden ser ejemplificado de la siguiente manera: 

Imagina un equipo de marketing que trabaja en el lanzamiento de un producto. El líder del equipo (fuente) codifica las funciones y los beneficios clave del producto en un mensaje de marketing. Luego, se transmite el mensaje a los miembros del equipo (receptores) mediante una presentación o a través de un documento escrito.

A medida que los miembros del equipo decodifican el mensaje, pueden proporcionar su opinión o sugerir mejoras. El líder del equipo toma en consideración esta retroalimentación y consecuentemente adapta el mensaje de marketing. El mensaje actualizado se comparte nuevamente con el equipo para su revisión y discusión adicional.

Este proceso iterativo de codificar, decodificar y recibir retroalimentación continúa hasta que el equipo logre un acuerdo sobre el mensaje de marketing final. La naturaleza dinámica de este modelo permite un continuo refinamiento y mejora del proceso de comunicación, asegurando claridad, efectividad y concordancia con los objetivos del equipo.

El modelo de Westley y MacLean enfatiza la naturaleza circular y constante de la comunicación, donde la retroalimentación y la adaptación juegan papeles fundamentales para asegurar una comunicación efectiva en el contexto profesional.

Modelo de comunicación transaccional de Barnlund

El modelo de comunicación transaccional de Barnlund es un enfoque comprensivo e interactivo que enfatiza la naturaleza recíproca de la naturaleza. Representa la comunicación como un intercambio dinámico de mensajes donde, tanto el emisor como el receptor, participan activamente en el proceso.

Este modelo toma en consideración varios factores tales como, el contexto, la cultura y las percepciones individuales que influencian la comunicación.

En un entorno profesional, podemos ilustrar al modelo de comunicación transaccional de Barnlund a través de una reunión de negocios. En este escenario, un gerente de proyecto (emisor) presenta una nueva propuesta a los miembros del equipo (receptores). A medida que el gerente transmite su propuesta, los miembros del equipo escuchan con atención y expresan sus opiniones y dudas en tiempo real. 

En respuesta a los aportes de los miembros del equipo, el gerente de proyecto puede aclarar puntos y, consecuentemente, ajustar su propuesta. Los miembros del equipo, por otro lado, responden a la nueva propuesta, participan en discusiones adicionales, buscando información adicional o expresando sus opiniones.

A lo largo de la reunión, hay un continúo intercambio de mensajes entre el gerente de proyecto y los miembros del equipo, donde ambas partes envían y reciben simultáneamente información.

El proceso de comunicación se ve influenciado por el contexto de la reunión, el trasfondo cultural de los miembros del equipo y sus perspectivas individuales sobre la propuesta.

A medida que avanza la reunión el gerente de proyecto y los miembros del equipo trabajan juntos, a través de la participación activa y el intercambio mutuo de ideas, para dar forma al resultado de la propuesta.

El modelo transaccional de Barnlund reconoce que la comunicación efectiva no es unilateral; requiere de un intercambio dinámico e interactivo. Destaca la importancia de la escucha activa, la retroalimentación y la comprensión compartida en el mundo profesional, conllevando a una mejor toma de decisiones, trabajo de equipo y resultados exitosos.

Modelo de comunicación helicoidal de Dance

helpfulprofessor.com

El modelo de comunicación helicoidal de Dance representa la comunicación como un proceso dinámico en forma de espiral, reconociendo la constante evolución de las interacciones con el paso del tiempo. En un entorno profesional, este modelo puede representarse por las reuniones de un equipo a través de un proyecto a largo plazo.

Al comienzo, los miembros del equipo se reúnen para discutir los objetivos, las tareas y los plazos del proyecto (1era. fase). A medida que progresan, cada una de las próximas reuniones se basará en las previas discusiones, profundizando en su comprensión y refinando estrategias (2da. fase). 

Durante la 3era. Fase, el equipo implementa estrategias y realiza las tareas del proyecto de acuerdo a la información obtenida de las reuniones anteriores. Surgen desafíos y nuevas perspectivas, instándolos a revisar la comunicación y adaptar su enfoque (4ta. fase).

En la 5ta. fase, el equipo reflexiona sobre su progreso y sus resultados, recurriendo a interacciones pasadas para evaluar el grado de éxito e identificar áreas de mejora. Esta reflexión conlleva a ajustes en las estrategias de comunicación, influencia en futuras reuniones y mejorando la colaboración.

Con el tiempo, el proceso de comunicación toma forma de hélice, donde cada reunión suministra información para la siguiente; resultando en un aprendizaje continúo en el intercambio de conocimientos entre los miembros del equipo.

El modelo helicoidal resalta la naturaleza no lineal de la comunicación y enfatiza el aprendizaje y la adaptación continua, así como el intercambio de conocimiento para un trabajo en equipo efectivo y obtener resultados satisfactorios de un proyecto dentro de un entorno profesional.

¿Estás preparado para sacar provecho de estos modelos de comunicación?

Explorar los distintos modelos de comunicación brindan una valiosa perspectiva acerca de las complejidades de las interacciones humanas y el intercambio de información. Desde el enfoque centralizado en el emisor de Aristóteles hasta el modelo helicoidal de Dance, cada perspectiva brinda información sobre los diferentes aspectos sobre las dinámicas de la comunicación en un entorno profesional.

Comprender estos modelos puede permitirle a los individuos y a las empresas mejorar sus habilidades comunicativas, evitar posibles contratiempos y fomentar interacciones más significativas y efectivas.

Al reconocer la importancia objetivos y contextos claros, y de la retroalimentación, los profesionales pueden navegar las complejidades de la comunicación con mayor precisión y propósito.

Es fundamental tomar en consideración que la comunicación no solo se trata de transmitir información, sino que es un proceso dinámico que involucra la escucha activa, entender distintas perspectivas y adaptarse a situaciones en constante cambio.

El uso de un plan de comunicación no puede ser menospreciado. Bien sea con la intención de fortalecer los niveles de confianza entre los miembros del equipo, crear presentaciones cautivadoras y establecer fuertes vínculos con los clientes. El conocimiento obtenido de estos modelos de comunicación puede ser utilizado para lograr éxito en el mundo profesional.

A medida que continuamos explorando y aplicando estos modelos, aprovechemos el poder de la comunicación efectiva como un catalizador para la colaboración, la innovación y para el cambio positivo dentro de los espacios laborales y para una mejor gestión de la carga laboral.
Al reconocer el valor del diálogo abierto, respetar los distintos puntos de vista y establecer conexiones claras y significativas, podremos crear un entorno donde prosperen la comunicación, las relaciones y los logros colectivos.

Chanty team

Add comment

Logremos más juntos

Únete a Chanty - Una herramienta de colaboración integral
para que tu equipo sea súper productivo.
Historial de mensajes ilimitado. Gratis... para siempre.

Mejora la comunicación de tu equipo con Chanty

Mejora la comunicación de tu equipo con Chanty

¡Contáctanos!

Tu opinión nos importa. Comparte tus ideas, describe un problema que estés teniendo o danos información sobre cómo podemos asistirte.

¡Hola! 👋 Una pregunta rápida:
¿Tienes un equipo en tu lugar de trabajo?

No

Los tiempos cambian…
Cuando cuentes con un equipo ¡Regresa y prueba Chanty!

Déjame probarlo ahora mismo

¡Suena perfecto!
¿Crees que tu equipo puede ser más productivo?

No

Los equipos que usan Chanty se ahorran hasta 3 horas diariamente
¿Te gustaría probar Chanty?

No

A las pequeñas empresas les encanta Chanty.
¡Si cambias de parecer, no dudes en regresar!

Únete a Chanty

¡Nos encantaría contarte más!

Aprende cómo Chanty puede beneficiar a tu negocio mediante una llamada de demostración con nuestro equipo. Trae a tus colegas. Sin necesidad de tener algún tipo de experiencia técnica.

¡Elige sabiamente! Gracias, programaré mi llamada de demostración la próxima vez.